Consejos para combinar estampados sin parecer un arlequín

En la actualidad, la moda se ha vuelto cada vez más relajada y diversa, lo que nos permite jugar con diferentes estampados para crear looks llamativos y únicos. Sin embargo, combinar estampados puede ser intimidante y muchas veces terminamos luciendo como un arlequín. Por eso, en este artículo te daremos algunos consejos para que puedas combinar estampados de manera efectiva y creativa sin perder el estilo.

1. Combinar estampados de diferentes tamaños

Una de las técnicas más comunes para combinar estampados es utilizar patrones de diferentes tamaños. Por ejemplo, puedes combinar una blusa de rayas finas con un pantalón de flores grandes. Recuerda que uno de los patrones debe ser más grande que el otro para evitar que los estampados compitan entre sí.

2. Combinar estampados del mismo color

Otra técnica para combinar estampados de manera efectiva es utilizar patrones del mismo color. Esto unifica el look y lo hace más armonioso. Por ejemplo, puedes combinar un vestido de flores rojas con una chaqueta de cuadros rojos.

3. Combinar estampados en diferentes tonalidades

Para crear un look más creativo, puedes combinar estampados en diferentes tonalidades. Por ejemplo, una camisa a rayas en blanco y negro con una falda de cuadros en tonos grises. Recuerda que es importante que los colores se complementen entre sí para evitar que el look luzca desordenado.

4. Combinar estampados complementarios

Los estampados complementarios son aquellos que pertenecen a la misma familia de colores o que se complementan entre sí. Por ejemplo, una blusa de flores rosadas con un pantalón de rayas blancas y rosadas. Recuerda que los estampados complementarios deben tener la misma intensidad para evitar que el look luzca desordenado.

5. Combinar estampados con texturas

Otra forma de combinar estampados es utilizando texturas diferentes. Por ejemplo, una blusa de flores con un suéter de punto o una falda de cuadros con una chaqueta de cuero. Este tipo de combinación le da profundidad al look y lo hace más interesante.

6. Combinar estampados en accesorios

Si no te sientes cómoda combinando estampados en prendas grandes, una opción es utilizar estampados en accesorios como zapatos, bolsos o bufandas. Por ejemplo, puedes combinar unos pantalones negros con una camisa blanca y un bolso de leopardo.

Finalmente, es importante tener en cuenta que combinar estampados puede resultar desafiante, pero con práctica y siguiendo estos consejos podrás crear looks únicos y elegantes sin parecer un arlequín. Recuerda siempre tener en cuenta las proporciones y la armonía de los colores para evitar que los estampados compitan entre sí. ¡Atrevete a experimentar!