Cómo cuidar tus prendas con bordados para que duren más

Cómo cuidar tus prendas con bordados para que duren más

Los bordados son una técnica de decoración muy popular en la industria de la moda y pueden agregar un toque único y sofisticado a cualquier prenda. Sin embargo, las prendas con bordados requieren un cuidado especial para asegurarnos de que no se estropeen con el tiempo. En este artículo te proporcionaremos algunos consejos para que cuides tus prendas con bordados y las mantengas en buen estado durante más tiempo.

1. Lee la etiqueta de cuidado

Antes de lavar cualquier prenda, es importante leer la etiqueta de cuidado para determinar las instrucciones del fabricante. Si la etiqueta dice que la prenda debe ser lavada a mano, asegúrate de hacerlo. Si la etiqueta dice que la prenda puede ser lavada a máquina, verifica los detalles. Tal vez la prenda requiere un ciclo suave y una temperatura de agua baja. Presta atención a cualquier otro detalle, como no usar blanqueador o no lavar en seco.

2. Lava tus prendas con bordados en agua fría

El agua caliente puede dañar los bordados y hacer que se deshilachen con el tiempo. Lo mejor es lavar tus prendas con bordados en agua fría. Asegúrate de verificar la etiqueta de cuidado para determinar la temperatura adecuada del agua.

3. Usa detergente suave y sin blanqueador

Un detergente suave y sin blanqueador es el mejor para lavar tus prendas con bordados. El blanqueador puede dañar el tejido y los bordados, y puede hacer que los colores se desvanezcan.

4. Dale la vuelta a la prenda antes de lavarla

Voltear la prenda con bordados antes de lavarla puede ayudar a preservar los bordados. De esta manera, los bordados no se rozarán contra el tambor de la lavadora y el resto de la ropa. Esto reducirá la cantidad de fricción y tensión que los bordados pueden soportar durante el ciclo de lavado.

5. Usa una bolsa de malla

Una bolsa de malla para ropa delicada puede proteger tus prendas con bordados durante el lavado. Coloca la prenda en la bolsa y asegúrate de que la cremallera esté cerrada antes de lavarla. Esto puede evitar que los bordados se enganchen en otros artículos y se deshilachen.

6. No la seques en secadora

La secadora es un enemigo para las prendas con bordados. El calor puede hacer que el tejido se encoja y los bordados se deshilachen. Se recomienda secar las prendas con bordados al aire libre o en un lugar fresco y seco. Asegúrate de tender la prenda del revés y sobre una superficie plana.

7. Plancha la prenda por el reverso

Si necesitas planchar la prenda, hazlo por el reverso no directamente en los bordados. Usa una plancha medianamente caliente. Para ayudar a proteger los bordados, coloca un paño sobre la prenda.

Con estos sencillos consejos puedes cuidar tus prendas con bordados y mantenerlas en buen estado durante más tiempo. Recuerda siempre leer la etiqueta de cuidado antes de lavar cualquier prenda y evitar la secadora. Siguiendo estas pautas, tus prendas con bordados se mantendrán en estupendas condiciones por más tiempo.