illa.es.

illa.es.

Cómo crear un armario cápsula con prendas versátiles y atemporales

Cómo crear un armario cápsula con prendas versátiles y atemporales

Introducción

El armario cápsula es una tendencia en el mundo de la moda que ha ido captando la atención de muchas personas en los últimos años. Su idea principal es tener un armario minimalista, compuesto por prendas versátiles y atemporales que se puedan combinar fácilmente entre sí. Además de ahorrar tiempo y dinero, también es una excelente forma de ser más conscientes de nuestras compras y reducir el impacto ambiental de la moda.

Paso 1: Limpia y organiza tu armario

Antes de empezar a construir tu armario cápsula, es importante que hagas una limpieza en tu armario y te deshagas de todas aquellas prendas que no uses o que ya no te queden bien. De esta forma, tendrás espacio suficiente para las prendas que realmente necesitas y te será más fácil visualizar qué es lo que te falta.

Una buena forma de hacer esta limpieza es sacar todas las prendas de tu armario y separarlas en tres montones: uno para las que te pones con frecuencia, otro para las que te pones de vez en cuando y otro para las que no te pones nunca. Después, puedes donar o vender las prendas del último montón y volver a colocar las del segundo montón en tu armario, aunque apartadas de las que usas con más frecuencia.

Una vez que tienes tu armario limpio y organizado, es hora de empezar a pensar en qué prendas necesitas realmente.

Paso 2: Haz una lista de prendas básicas

El objetivo de un armario cápsula es tener prendas que se puedan combinar fácilmente y que no pasen de moda rápidamente. Por eso, es importante que empieces por las prendas más básicas y versátiles. Algunas de las prendas que te recomendamos incluir en tu lista son:

  • Camisetas básicas en colores neutros como blanco, negro y gris.
  • Pantalones vaqueros oscuros y lisos.
  • Camisa blanca de algodón.
  • Jersey de lana en un color que te guste y te favorezca.
  • Chaqueta de cuero o vaquera.
  • Vestido negro sencillo.
  • Zapatos negros de tacón bajo y planos.
  • Zapatillas blancas de estilo deportivo.

Esta es solo una lista orientativa y puedes adaptarla a tus gustos y necesidades. Por ejemplo, si prefieres pantalones de vestir a los vaqueros, puedes sustituirlos sin problemas.

Paso 3: Añade algunas prendas de tendencia

Aunque la idea principal del armario cápsula es tener prendas atemporales, también puedes incluir alguna prenda de tendencia que te guste. Eso sí, asegúrate de que sea fácil de combinar y no demasiado llamativa para que puedas seguir usándola cuando la tendencia haya pasado.

Por ejemplo, si este año se llevan los colores pastel, puedes incluir una chaqueta en un tono rosa suave. Si se llevan las faldas midi, puedes añadir una falda plisada en un color neutro.

Paso 4: Juega con los accesorios

Los accesorios son una excelente forma de darle un toque diferente a un conjunto básico. Incluye accesorios que puedas combinar con varias prendas y que te gusten de verdad. Algunos ejemplos son:

  • Bolsos en colores neutros o con un estampado discreto.
  • Joyas sencillas y elegantes como aros o collares finos.
  • Bufandas o pañuelos de seda en colores que complementen tus prendas básicas.
  • Cinturones finos para marcar la cintura en pantalones o faldas.

Paso 5: Prueba diferentes combinaciones

Una vez que tienes todas tus prendas básicas y algunos accesorios, es hora de empezar a jugar con ellos y a probar diferentes combinaciones. Incluso con prendas básicas, hay muchas formas de crear conjuntos diferentes y adaptarlos a diferentes situaciones.

Por ejemplo, una camiseta blanca y unos vaqueros oscuros pueden servir para un look informal y cómodo con zapatillas blancas y una mochila, o para un look más elegante con unos zapatos de tacón y unos pendientes largos.

Conclusión

Crear un armario cápsula puede parecer un reto al principio, pero lo cierto es que se trata de un proceso muy gratificante que te ayudará a simplificar tus elecciones de moda y a encontrar tu propio estilo. Al centrarte en prendas básicas y versátiles, será más fácil crear conjuntos diferentes adaptados a cada ocasión sin tener que gastar mucho dinero en nuevas compras cada temporada.